Cuando se menciona la palabra Cannabis, lo primero que se viene a la mente de muchos, es la imagen de una persona en una esquina o en algún lugar aislado con un cigarro de marihuana. Si bien este es el método que ha vuelto popular a la planta; existen otras maneras de consumo, que son relevantes y también deben ser tenidas en cuenta. 

Las vías de administración de cannabis, son un importante tema a tratar. Se debe tener en cuenta que de acuerdo a cada patología, el cannabis puede ser suministrado de diferentes maneras. Existen dos tipos de administración más comunes: El de acción local, este reactiva su circulación sólo en el área aplicada y la suministración de acción sistemática, que se distribuye en todo el organismo del paciente, una vez este es absorbido.

Existen diferentes maneras en las que el paciente puede suministrar el cannabis, por mencionar algunas:

Inhalación:

Al igual que sustancias como el tabaco, el cannabis también se consume de manera fumada; otra manera y que ha tomado mucha fuerza es la vaporización. Esta última, se está convirtiendo en una tendencia, debido a la gran demanda de vaporizadores y su facilidad de uso; además porque no causa los daños que sí genera la combustión. Su acción es rápida pero su duración es corta, por lo cual su uso debe ser de 2 a 3 veces en el día, según indicaciones médicas  o de un experto. Los instrumentos más populares y empleados en esta forma de administración son: vaporizadores, bongs, pipa hookah, rigs para dabs; entre otros.

Oral, sublingual: 

La vía sublingual es uno de los métodos más empleados en el área medicinal y para pacientes que requieren un efecto más duradero. Por esta vía, el cannabis puede tardar hasta 2 horas en producir su efecto, pero tiene una mayor durabilidad en el organismo. Generalmente se utilizan goteros para dosificar la cantidad que se desea consumir sublingualmente, en este caso se usa aceite cannabico.

Mucosas: 

Indicada especialmente para pacientes crónicos, debido a la duración de su efecto y su rápida acción en el paciente. Se administra el cannabis por vía nasal, lo cual lo hace muy conveniente para pacientes con problemas patológicos como náuseas o vómitos. Aunque, no se recomienda en personas muy sensibles, ya que el spray suele contener alcohol y puede causar irritación nasal.

Uso Tópico

Se emplea en pacientes con dolores localizados, problemas de acné o psoriasis, debido a que los cannabinoides son grasos y se adaptan muy bien al ser aplicados directamente en la piel. Además, de que contamos con receptores CB-2, los cuales permiten una rápida absorción y asimilación del producto, logrando una pronta mejoría.

En estos casos se debe orientar muy bien al paciente y dar una recomendación adecuada, de acuerdo a sus necesidades. En el mercado se encuentran productos como:  aceites, cremas, pomadas o gel a base de cannabis.

Vía rectal y vaginal

En la vía rectal se emplea un supositorio, diseñado especialmente para que los cannabinoides no pasen por el estómago. La aplicación rectal es para personas que sufren de problemas gastrointestinales o pacientes crónicos con dolores muy fuertes; también se encuentran en este grupo algunos pacientes con cáncer. Se recomienda su uso ya que su efectos es rápido y de acción prolongada. Se pueden emplear grandes cantidades de THC y no sufrir el efecto psicoactivo. 

La vía vaginal es especialmente para mujeres que sufren con excesivos cólicos en sus días de menstruación. Existen tampones a base de aceite CBD y THC los cuales ayudan como antiinflamatorios y analgesicos, para esos días delicados de la mujer.

¿Cuál es la mejor forma de administración en el cannabis?

Todo dependerá de los requerimientos o necesidades del paciente y según el criterio del médico tratante.

Se debe tener en cuenta la diferencia que existe entre el uso lúdico y medicinal, ya que son muy diferentes. El uso recreativo simplemente busca que el usuario tenga un efecto psicoactivo y puede recurrir a múltiples excesos. En el uso medicinal, se hace un análisis y se recomienda el compuesto más indicado, con acompañamiento constante. 

Es muy importante tener en cuenta los terpenos de cada variedad, estos pueden ayudar a obtener mejores resultados dentro del tratamiento, ya que potencian el efecto terapéutico de los cannabinoides.

Si eres un usuario nuevo o experimental, no te recomendamos el consumo de Cannabis en forma de cigarro (porro) o en brownies, ya que no se puede garantizar un estándar en la dosificación y la experiencia puede ser algo desagradable. 

Recuerda que cada una de estas presentaciones las encuentras en nuestra tienda. Es importante tener siempre presente que debes solicitar constante acompañamiento de un profesional en el área de la salud, pues este te recomendará el producto y vía de administración más adecuada. Existen miles de variedades para elegir y es importante conocer el porcentaje de CBD y THC, para encontrar el efecto deseado.

Referencias:

Soft Secrets (2015,agosto)
https://softsecrets.com/cl/2019/08/15/caracteristicas-de-las-vias-de-administracion-de-cannabis/

Dr.Raquel Peyraube(2020,febrero)
https://plena-global.com/educacion-sobre-el-cannabis-medicinal-las-vias-de-administracion-de-productos-en-base-a-cannabis-y-cannabiodes/?lang=es

Related Posts

Leave a Reply

×
A %d blogueros les gusta esto: