Mujer deprimida

A medida que vamos conociendo las múltiples propiedades del cannabis medicinal, vemos cómo puede aportar diferentes beneficios en las enfermedades mentales y emocionales, que afectan a las personas. Hoy hablaremos de una en particular, la depresión.

Esta patología ha sido denominada como la enfermedad del Siglo XX. Estudios recientes indican que la ansiedad y la depresión pueden afectar a 1 de cada 3 habitantes del Perú. La depresión se caracteriza principalmente por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastorno del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.

Existen muchos factores que pueden incidir para que una persona se deprima. Muchos de ellos son de origen biológico, en los cuales se incluye a nuestros genes, química cerebral e inclusive a nuestras hormonas. Causas externas como las situaciones sociales, laborales y familiares, pueden ser determinantes para padecer de este problema. Puede que no parezca importante pero, una atmósfera familiar negativa, estresante o triste pueden llevar a una depresión. Otras situaciones vitales de mucho estrés, como la pobreza, el no tener un hogar, afrontar el acoso o bullying e inclusive la violencia (de cualquier tipo) también pueden contribuir a que la gente se deprima.

Podemos encontrar grandes beneficios para tratar la depresión con el cannabis, gracias a sus propiedades ansiolíticas, antidepresivas; ayuda a combatir el insomnio, estimular nuestro sistema endocannabinoide y a fortalecer el sistema inmunológico. 

Síntomas de la depresión:

Si bien la depresión puede producirse solamente una vez en la vida; por lo general, las personas tienen varios episodios de depresión. Durante estos episodios, los síntomas se producen durante gran parte del día, casi todos los días y pueden consistir en:

  • Sentimientos de tristeza, ganas de llorar, vacío o desesperanza.
  • Arrebatos de enojo, irritabilidad o frustración, incluso por asuntos de poca importancia.
  • Pérdida de interés o placer por la mayoría de las actividades habituales o todas, como las relaciones sexuales, los pasatiempos o los deportes.
  • Alteraciones del sueño, como insomnio o dormir demasiado.
  • Cansancio y falta de energía, por lo que incluso las tareas pequeñas requieren un esfuerzo mayor.
  • Falta de apetito y adelgazamiento, o más antojos de comida y aumento de peso.
  • Ansiedad, agitación o inquietud.
  • Lentitud para razonar, hablar y hacer movimientos corporales.
  • Sentimientos de inutilidad o culpa, fijación en fracasos del pasado o autorreproches.
  • Dificultad para pensar, concentrarse, tomar decisiones y recordar cosas.
  • Pensamientos frecuentes o recurrentes sobre la muerte, pensamientos suicidas, intentos suicidas o suicidio.
  • Problemas físicos inexplicables, como dolor de espalda o de cabeza

Beneficios del cannabis en la depresión.

La depresión es un trastorno de salud mental generalizado que afecta a gran parte de la población mundial y puede reducir significativamente la calidad de vida de las personas. Los tratamientos convencionales para este trastorno incluyen una serie de medicamentos que pueden funcionar en algunos casos, pero que pueden empeorar las cosas en otros. Por ello, muchas personas acuden a buscar un alivio en el cannabis.

La planta químicamente es muy compleja, desarrolla alrededor de más de 400 compuestos y entre ellos están los terpenos, flavonoides y cannabinoides. El THC y el CBD son los más conocidos y abundantes, obviamente dependiendo la variedad. En algunos casos puede variar su porcentaje de prevalencia o estár en proporciones similares, lo que se conoce como ratio 1:1.

La activación del Sistema Endocannabinoide juega un papel importante en la regulación de trastornos de ánimo o depresión. Por ello, se ha investigado en varias ocasiones los posibles efectos de los cannabinoides tanto en humanos como en animales de experimentación. 

El SEC también está compuesto por neurotransmisores especializados que se unen a estos receptores y modulan el sistema. Estas moléculas se conocen como endocannabinoides, es decir, la anandamida y el 2-AG. Las moléculas de la planta de cannabis pueden influir en los mismos receptores gracias a su forma similar. Los cannabinoides del cannabis, y de otras especies de plantas, se conocen como fitocannabinoides. Tanto la anandamida como el 2-AG juegan un papel clave en el sistema dopaminérgico y, por lo tanto, en la regulación del estado de ánimo. Ambas moléculas se unen a los receptores CB-1 en ciertas neuronas y estimulan la liberación de dopamina. El efecto antidepresivo que ofrecen los cannabinoides son elementos clave para tener resultados entre las personas que presentan síntomas depresivos como estrés, ansiedad e insomnio.

CBD y THC - Cannabis Medicinal

THC y CBD para combatir la depresión:

El THC (tetrahidrocannabinol) es uno de los compuestos principales de las variedades de cannabis modernas. La molécula produce efectos psicotrópicos al unirse a los receptores CB-1 en el sistema nervioso central. El cannabinoide puede aliviar la depresión a corto plazo al aumentar la activación de las células dopaminérgicas. Por consiguiente, las neuronas producen y liberan mayores cantidades de dopamina. Esto puede resultar en una mejora del estado de ánimo y de la motivación.

Una investigación publicada en el Journal of Affective Disorders reveló que el cannabis redujo significativamente los índices de depresión, ansiedad y estrés. Los datos mostraron que los consumidores de cannabis percibían una reducción del 50% en la depresión y del 58% en la ansiedad y el estrés después de consumir cannabis.

El THC no es el único cannabinoide que podría ayudar con la depresión. El estudio determinó que las cepas con alto contenido de CBD y bajo contenido de THC se asociaron más con los cambios más grandes en las evaluaciones de la depresión. El CBD no se une a los receptores CB-1, y por lo tanto no afecta a las neuronas dopaminérgicas de la misma manera que el THC. En cambio, se sabe que el CBD es un agonista indirecto de los receptores CB1. Esto, en última instancia, significa que el CBD puede aumentar los niveles de anandamida al inhibir una enzima que descompone el endocannabinoide. El aumento de los niveles de anandamida se une a los receptores CB-1 y produce efectos similares a los del THC.

Desafortunadamente, no existe una investigación exhaustiva en este ámbito. Hasta la fecha, tenemos una idea superficial de estos mecanismos tan complejos. La vida está llena de altibajos. El estrés, las dificultades y los contratiempos suceden (pero, afortunadamente, no demasiado a menudo). La forma en que reaccionamos a las dificultades de la vida es muy importante. La actitud de una persona puede contribuir a que se deprima o puede ayudar a protegerla de la depresión.

Referencias externas:

https://www.who.int/topics/depression/es/

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/depression/symptoms-causes/syc-20356007

A naturalistic examination of the perceived effects of cannabis on negative affect – ScienceDirect https://www.sciencedirect.com

Antidepressant-like effect induced by Cannabidiol is dependent on brain serotonin levels. – PubMed – NCBI https://www.ncbi.nlm.nih.gov

Related Posts

2 Responses

Leave a Reply

×
A %d blogueros les gusta esto: